Hasta siempre (blog cerrado)

«Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen»

Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen.
Gaspar Melchor de Jovellanos
Esta es una cita con la que en principio uno puede estar o no de acuerdo. A mí al principio no me pareció justa, pero viendo lo poco que he visto, ya me doy cuenta que es verdaderamente cierta. Para intentar justificarla, podríamos hacer un breve repaso a la historia universal. Alguno dirá que los alemanes no se merecieron el gobierno de Hitler, pero fueron ellos solitos los que se lo buscaron:primer, armando la I Guerra Mundial, donde se vio su poco respeto al resto del mundo y, como consecuencia, tras perderla, quedaron sumidos en una situación de pobreza. Esos alemanes se merecieron esa situación, causada por la guerra que ellos mismos empezaron, y como consecuencia de esa situación surgió el gobierno de Hitler, que he de recordar que salió elegido democráticamente.

Mirando al mundo árabe, no os penséis que Gadafi y compañía subieron al poder porque hubo una parte de la población de sus países (de hecho, la mayoría) que les apoyó. Lo mismo con Jomeini o Ahmadineyad, la gente les apoyó, y luego ellos se lo agradecieron imponiendo la Sharia y ahorcando a los "enemigos". La gente es masoquista, no le busquéis otra explicación. Incluso en Cuba, los Castro tienen al país como está, siendo uno de los más pobres de América, y aun así tienen simpatizantes, incluso algunos gi******** españoles.

Regresando a nuestro país, fuimos nosotros mismos, o mejor dicho, nuestros antepasados, los que decidieron meterse en una Guerra Civil, nadie les apoyó, y si ganó Franco y luego hubo una dictadura, fue porque a Franco le apoyaron más españoles que a los comunistas, así de fácil. ¿Y por qué tuvo que haber una guerra civil y una dictadura? Porque algunos españoles, imbéciles, se pusieron a quemar iglesias y violar monjas hasta que alguien dijo basta. Y lo mismo con Zapatero y el paro, no ganó una vez, sino dos, algo que ya no es un error, y todo porque los españoles decidieron no hacer caso a los indicios de crisis y se creyeron a pies juntillas lo que decía el PSOE y su "pleno empleo". Tú tienes la culpa de ésto, porque no has sabido elegir bien ni has protestado cuando había que protestar. Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, y los españoles, preocupados por el Madrid-Barcelona, por Gran Hermano, por la ropa que se ponga la princesa, o por la boda de la Duquesa de Alba, se merecen todo ésto y mucho, muchísimo más.

¿Y sabéis qué es lo triste? Que la subnormalidad de muchos que prefieren quedarse en el sofá sintonizando Sálvame y el Madrid-Barcelona la pagamos los pocos que razonamos y usamos la lógica para elegir.

2 COMENTARIOS:

(El blog no se hace responsable de los comentarios reproducidos a continuación).
Arq. Pfunes dijo...

Una puntualización sobre la Primera Guerra Mundial. El Imperio Alemán entró en la guerra como aliado del Imperio Austro-húngaro, tras el ultimátum que éste le impuso a Serbia como consecuencia del asesinato del Archiduque Fernando a manos de un terrorista Serbio y tras el cual entró en funcionamiento el sistema de alianzas europeas.

Y a su vez las consecuencias de la guerra responde al revanchismo por parte de la Entente contra unas potencias centrales que se habían vuelto demasiado poderosas.

Creo que simplificarlo todo para culpar a Alemania no es del todo objetivo. La gran perdedora fue Austria, que jamás recuperaría su antiguo esplendor y precisamente por eso accedería al Anschluss en 1938.

La mayoría de los dictadores asiaticos, africanos y sudamericanos fueron encumbrados con ayuda de EEUU para evitar que cayeran bajo la influencia comunista. También los comunistas financiaron muchas guerrillas en países estables con el mero fin de lograr el poder a través de la inestabilidad. Que les saliera el "tiro por la culata" es otra historia.

Estoy de acuerdo con el resto del artículo, ¿qué podemos esperar del país del "pan y fútbol"?

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

Una cosa es que se apoye a un determinado dictador, pero con este apoyo solamente no se gana nada, ahí tienes la 2ª República, muchas tropas internacionales y tal y luego perdieron. Si a Castro, por ejemplo, no le apoyase una gan mayoría de los cubanos, ya habrían hecho una revolución al estilo árabe y habrían acabado con él.