Hasta siempre (blog cerrado)

La homosexualidad y la coprofagia

La coprofagia —del griego, copros (heces) y phagein (comer)— es un trastorno mental consistente en el gusto por ingerir excrementos. Realizada por algunos animales (como es el caso de perros enfermos), también se ha observado en humanos, que gustan de comer sus propios excrementos o de otros. Las personas que la practican se denominan coprófagos.

¿Se debe encarcelar a los coprófagos?
No, porque su vicio no hace daño ni directa ni indirectamente a nadie.

¿Se debe promocionar la coprofagia en asignaturas como Educación para la Ciudadanía, en series de televisión o mediante el "Día del Orgullo Coprófago"?
Cualquier persona sensata coincidirá en que no es algo que se deba enseñar a los niños en horario infantil o en la escuela, o que se deba promocionar mediante la concesión de un día en el calendario o una fiesta financiada públicamente, ya que no es un motivo de alegría, sino un trastorno. No es algo agradable y por éso existen tabúes a su alrededor.

¿Se debe discriminar a los coprófagos e insultarles? ¿Se puede usar como insulto la expresión "come mierda"?
No se les debe insultar ni discriminar, ya que padecen algo que les aparta de la normalidad, pero ésto no debe ser motivo de burla. El uso de la expresión "come mierda", si bien puede resultar ofensiva, se ajusta a la realidad (de forma abrupta).

¿Deben adoptar niños los coprófagos?
Desconozco la legislación, pero si una persona soltera no puede adoptar un niño, dudo mucho que alguien que sufra una parafilia coprofílica pueda hacerlo. Teniendo en cuenta todas las parejas que quieren adoptar, alguien que padezca un trastorno en sus gustos no es el más adecuado.

Si es así con la coprofagia, ¿por qué no con la homosexualidad?

El matrimonio tiene su origen en la necesidad de las parejas de ser bendecidas por la religión que procesan para formar una familia, con descendientes. Que un homosexual no se pueda casar no implica ningún tipo de reducción de sus derechos, ya que puede seguir viviendo con quien le plazca y si quiere dejarle su herencia a la otra persona, solamente deben hacer un testamento, que en muchos casos es más sencillo que una boda. De hecho, en la mayoría de las democracias occidentales existe la "unión testamental", con características similares al matrimonio, pero que no es un matrimonio, porque ninguna religión mayoritaria admite el matrimonio entre personas del mismo género, anulándose así su legitimidad y el principal fin de este matrimonio. Si los homosexuales quieren jugar a las bodas, que lo hagan, pero con otro nombre.

12 COMENTARIOS:

(El blog no se hace responsable de los comentarios reproducidos a continuación).
JAD dijo...

Es muy fácil la respuesta: porque la coprofagia y la homosexualidad no son lo mismo.

La coprofagia es, normalmente, una enfermedad, mientras que la homosexualidad no.

Para que puedas diferenciar salud y enfermedad, aquí te doy un repaso cómo ha evolucionado el concepto, que no es fácil de entender.

El concepto clásico de salud es la ausencia de enfermedad e invalidez. Sin embargo, no es una definición operativa, pues es una definición negativa, no establece los límites de la normalidad y varía con el tiempo.

En 1946, en la OMS, Andrija Stempar elaboró una nueva definición. Estableció que la salud es el estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad e invalidez. Los problemas que da esta definición son que equipara la salud con bienestar, es demasiado estática y subjetiva (según este concepto nunca estamos sanos) y parece más una declaración de principios como objetivo.

En 1987, Milton Terris definió la salud como el estado de bienestar físico, mental y social con capacidad de funcionamiento, y no sólo la ausencia de enfermedad e invalidez. Esta definición es más objetiva, pues elimina el “completo” de Andrija Stempar, pero no contempla la enfermedad en fases precoces.

Más tarde (lo siento, mi memoria no me da para saber cuándo), surge el concepto dinámico de Cornillon, que es una especie de tabla que establece un máximo de salud y un mínimo, la muerte, y en la que nuestra posición en esa escala es relativa a nuestros hábitos y costumbres, localizándonos la mayor parte en una zona neutra.

En los años 90, aparecen los conceptos ecológicos de salud, como el de Wyle, que la define como el perfecto y continuo ajuste del hombre con el ambiente, o el de Dubas, que la cita como el estado de adaptación al medio y la capacidad de funcionar en las mejores condiciones de ese medio.

Estas definiciones son las que más aportan el concepto de enfermedad que se maneja en la actualidad en el mundo médico. Hoy en día, se define como enfermedad como cualquier alteración física, psicológica o social que no permite al individuo tener un estado funcional adecuado o que supone un peligro para su vida.

Un coprófago lleva a cabo una actividad que supone un importante factor de riesgo para enfermedades graves, además de que ingresa en el organismo productos de desecho que no le son necesarios y que es preciso eliminar (por ejemplo, colesterol). Además, suele tener, no siempre, su origen en trastornos psicológicos.

Aun me puedes decir "¿Y si el coprófago es feliz en su actividad y tiene una vida normal y nunca enferma por su coprofagia?"

Según el concepto actual, no sería un enfermo. Pero entonces simplemente te contestaría que un coprófago es alguien que come heces, y un homosexual es alguien que siente atracción y/o mantiene relaciones con gente de su mismo sexo. Son cosas completamente diferentes y no caben en comparación.


PD: el matrimonio tiene su origen en el derecho romano, no en la religión cristiana. Incluso la propia palabra etimológicamente es latina y dice cual es su finalidad. Sólo por esto se podría considerar que no es apta para homosexuales. Sin embargo, no tiene nada de malo adaptar el significado a ellos, no es la primera palabra que asume otras acepciones, es una forma de evolución del lenguaje normal.

Por otro lado, que otros países denominen al matrimonio homosexual de una forma distinta o que haya religiones que no lo acepten, no hace que sea más o menos válido. Mi mamá siempre me dijo "Si tus amigos se tiran por un puente, te tiras tú?".

Saludos.

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

La homosexualidad implica tanto riesgo de contraer enfermedades como la coprofagia, te recuerdo el SIDA.

Un homosexual también contraduce la naturaleza al, por decirlo de forma fina, usar de forma inadecuada los conductos corporales.

Que el matrimonio tiene origen en el derecho romano no te lo crees ni tu.
El matrimonio es muchísimo más antiguo que el Imperio Romano, civilizaciones anteriores ya lo tenían, y en todas, en T-O-D-A-S, era una consagración ante un o unos dioses.

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

P.D.: Que la coprofagia sea una enfermedad es relativo. Un pederasta, debido a sus acciones no corre más riesgo de contraer enfermedades, ¿pero está enfermo o no?

Según la RAE:

Enfermedad: Alteración más o menos grave de la salud.

Aunque fuese una enfermedad, ¿acaso una enfermedad es motivo de burla o discriminación?

JAD dijo...

Tú te enfadas por el uso de "matrimonio". Deriva de Roma, me lo creo. Significa matri = madre y monium = en calidad de. Servía para que el pater familias entregase una hija a otro hombre en calidad de hacerla madre.

El SIDA tiene tantas posibilidades de contraerlo un homosexual como un heterosexual si toman las medidas adecuadas, que no sólo son el preservativo, también la pareja estable.


La sodomización no está sólo presente en humanos. Los primates más cercanos a nosotros, los bonobos, son unos chimpancés peculiares, ya que no son agresivos. Gracias a la sodomía, el sexo y la masturbación que llevan a cabo con una enorme frecuencia. Entonces dime qué es natural.

Vestir no es natural. Comer cosas amargas no es natural (el amargo biológicamente significa alcaloides = veneno). Ser monógamo no es natural. Lo que pasa, que el hombre domestica la naturaleza, porque esa es la naturaleza del mismo.

Si a ellos les gusta utilizar su cuerpo de esa manera, ¿quién eres tú para decir que no lo hagan porque no es natural? No te hace ningún daño. El hombre hace ya tiempo que dejó de ser natural, y lo más natural es aceptarlo. Rechazar algo por ser no natural es un sinsentido en nuestra vida.

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

1- La coprofagia también se ve en animales, como en perros, igual que la necrofilia. Eso no significa nada.

2- Nada tiene que ver la aparencia con los gustos.

3- Que el origen de la palabra "matrimonio" sea latino, es lógico, como la mayoría de las palabras españolas. Éso no significa que los romanos inventasen el matrimonio.

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

De todas formas creo que aquí nadie ha dicho ni nadie opina que la homosexualidad sea una enfermedad, que conste que yo no he dicho eso y no quiero insinuar nada parecido.

Señor Ogro. dijo...

Dos puntos:
1- Esto del matrimonio homosexual nace por la necesidad del gobierno de destruir la celula social por antonomasia, la familia tradicional. Esto tiene un trasfondo mas profundo que bueno, ahi queda.

2- ¿Es la homosexualidad una enfermedad?. Bien, analicemosla. ¿Hace daño al individuo ser homosexual?, directamente no, es otra forma de ver la vida. Habría que hacer estudios de si sufren mas suicidios, o depresiones, etc, pero en general, a nivel individual, personal, no creo que sea digamos "malo".

Bien, si no es malo, si es normal, entonces no debería pasar nada si fuera una opción mayoritaria en una sociedad. ¿Que pasaría si el pongamos 70% de una sociedad fuera homosexual?.. anda, resulta que ESTARIA CONDENADA A DESAPARECER. Y con % mucho mas bajos tambien.

Pero esto, ¿como puede ser?. Normal, lo que para la mente humana es "normal", para la naturaleza es otra cosa, que se paga caro: te extingues. Por tanto, desde esa óptica, claro que puede ser considerada una enfermedad. ¿Como algo DAÑINO para el conjunto de una sociedad no va a ser una enfermedad?

Yo soy miope y tengo ligero sobrepeso, no creo nadie deba coartar mis derechos por ello, pero tampoco tendré que ir diciendo que es estupendo ser miope y con ligero sobrepeso. Y menos todavía tendré que utilizar mi peculiaridad para doblegar la sociedad y sus estamentos a mis necesidades.

Porque, ¿era necesario llamarlo matrimonio?..naturalmente que no, pero como digo, no se trataba de dar ningun derecho a los homosexuales, sino se trataba de cargar contra el matrimonio heterosexual, que a fin de cuentas es uno de los nudos de esta sociedad y que suele fundar la celula familiar.

Yeray Domínguez dijo...

Mira que eres pesaito con la etimología de la palabra "matrimonio". A ver explicame esto: "kekkon". Asi es como se dice matrimonio en Japonés, una cultura totalmente apartada de la herencia romana y en la que tambien se lleva a cabo el matrimonio, desde hace miles de años, por cierto. O hablemos de China, de las civilizaciones precolombinas, o por que no, de las que dieron paso al dominio de Roma, Mesopotamia, Egipto, Medopersia, Grecia, sí, en todas ellas existia el matrimonio, y es que, lejos de ser tan solo una palabra que tiene su origen en Roma, es un concepto que existe desde el mismo principio de la historia. Un saludo

Julian Tomas dijo...

Nunca habia pensado en eso , en que nos extinguiriamos ..... Es cierto

envidio dijo...

hay que ser muy malo para poner en el mismo contexto homoxesualidad y coprofagia, aunque sea para decir que no es lo mismo... aunque ustedes tienen algo que se parece a la coprofagia y es mierda en la cabeza a ver por donde la entrado.

De todo un poco dijo...

Los matrimonios,cada vez más, se realizan por motivos de conveniencia y esto es un hecho. Centremonos simplemente en algo tan común como es la declaración de la renta. Bien es sabido que un matrimonio con hijos menores tiene derecho a una reducción por descendiente ( esta cuantía varìa según la Comunidad Autònoma) Partiendo de que ha costado tiempo y esfuerzo legalizar los matrimonios homosexuales y que ademas se les ponen numerosas trabas para que èstos puedan formar una unidad familiar, ¿ realmente no se estàn viendo reducidos sus derechos? Y esto tan solo es un pequeño ejemplo de algo tan cotidiano como es la obligación de declarar.Cito parte del texto "Que un homosexual no se pueda casar no implica la reducción de sus derechos" te recomiendo que eches un vistazo a la ley 35/2006 del IRPF.

Daniel Criss dijo...

El SIDA es una ETS que no discrimina heteros de homos y no se produjo originalmente por dos homos...si es asi demuestralo. Por lo tanto cualquier relacion sexual sea hetero u homo puede tener riesgo de contagio sin proteccion. El matrimonio religioso en mi pais es una basura porque no sirve para nada...el unico util es el civil y no es ante ningun dios...y comer caca es aberrante porque son desechos del cuerpo...pero si te gusta comer mierda ...es cosa tuya...