Hasta siempre (blog cerrado)

Sistema parlamentario y sistema presidencial

Los países democráticos siempre se rigen por uno de estos dos sistemas, el parlamentario y el presidencial. En España tenemos un sistema parlamentario, al igual que en el resto de los países europeos, y consiste en que la gente escoge mediante su voto al parlamento, y después es éste el que elige al gobierno. En un sistema parlamentario, en especial en España, la división de poderes es prácticamente nula, interviniendo el Congreso en la elección del presidente, propiciando así pactos de los que salen beneficiados los partidos minoritarios independentistas, y a su vez el gobierno interviene constantemente en la justicia mediante el Tribunal Constitucional y el indulto.

Para conseguir una separación real de poderes y para permitir que el pueblo eligiese directamente a su presidente, sin la intervención de ningún parlamento, EE.UU. creó el sistema presidencial o presidencialista, el cual está implantado en todas las democracias del mundo salvo en las europeas, que quizá por tradición siguieron manteniendo el parlamentario a pesar de su reducida división de poderes y demás propiedades democráticas. Las ventajas del presidencialismo están claras: separación de poderes entre el ejecutivo y el legislativo de forma que siempre se garantiza el gobierno del más votado y no del que haga más pactos en el parlamento; Inexistencia de vinculación del poder ejecutivo con el partido político mayoritario en el Congreso, evitando caer en partitocracias; menor trascendencia de los partidos minoritarios, a diferencia de países como España donde pueden decidir gobiernos y la aprobación o no de leyes, y representación parlamentaria más justa ya que al no depender la elección del gobierno del parlamento no hacen falta grandes mayorías absolutas y sistemas de representación injustos como el español.

¿Y cuales son sus desventajas? La única destacable es la (en teoría) incapacidad del parlamento para presentar una moción de censura y acabar así con un gobierno que no cumpla sus alturas. Sin embargo, otra vez EE.UU., se adelantó y en sus leyes incluye el llamado Impeachment, que consiste en la aprobación por parte del parlamento de un procesamiento por el cual se destituye a un alto cargo público; es decir, similar a la moción de censura pero que en vez de afectar al conjunto del gobierno es más precisa y afecta a un determinado miembro de él. Otra herramienta de los sistemas presidenciales para propiciar la separación de poderes es la incompatibilidad de cargos, mediante la cual uno no puede acaparar un puesto en el gobierno con uno en el parlamento ni con uno en el sistema judicial, impidiendo así que los jueces (en teoría imparciales) fuesen miembros del gobierno o del parlamento, como fue Garzón con el PSOE. Esta es la realidad objetiva, y mi opinión es que España debería tener un sistema presidencial, porque si bien pienso que éste es mejor, los dos son óptimos para dirigir un país pero cada país debería escoger el que más se adapte a sus ciudadanos. Y en España, donde en más de treinta años seguidos de democracia solamente en unas elecciones se obtuvo una mayoría absoluta en el número de votos, es evidente que para conseguir gobiernos fuertes solamente quedan dos opciones: un sistema de representación parlamentaria injusto, como tenemos actualmente, o un sistema presidencial donde la elección del gobierno dependa directamente de los ciudadanos, sin intermediarios. Mi propuesta completa y detallada está en "Un sistema electoral justo según Zadlander".

3 COMENTARIOS:

(El blog no se hace responsable de los comentarios reproducidos a continuación).
Republica bananera dijo...

Hay otro punto que no se suele mencionar cuando se habla de separaciones son la aberración de los bancos azules.

Republica bananera dijo...

"España debería tener un sistema presidencial"

De echo los españoles suelen votar como si fueran unas elecciones presidenciales.

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

¿Con bancos azules te refieres a la participación del ejecutivo en las votaciones del Congreso?

Ya lo he mencionado.