Hasta siempre (blog cerrado)

La discriminación en Sudáfrica (Apartheid)

    Vamos a hablar del país de moda: Sudáfrica. Parece ser que con el mundial de fútbol la gente ha olvidado lo que una vez pasó en esa tierra: el Apartheid. Muchas personas conocen la superficie del tema, pero pocas conocen su núcleo. Sudáfrica comenzó siendo una colonia (Colonia del Cabo) que primero estuvo bajo gobierno holandés (1652-1806), aunque más tarde fuese arrebatada por los británicos (1806-1910). Durante esos siglos, el país sufrió un gran desarrollo, llegándose a igualar a los países europeos, debido a la acción de los habitantes de origen europeo (primero holandeses y después británicos).

    Pero con el desarrollo llegaron los movimientos independentistas. Se unió a otras colonias y formaron la Unión Sudafricana, y así se separaron del Reino Unido. Sin embargo, no sería hasta 1961 cuando se desligasen totalmente de Gran Bretaña, convirtiéndose en una república. Pero ésto es solamente la historia, lo superficial, lo que podéis encontrar en la Wikipedia. Ahora vamos a analizar lo político.

    Las diferencias económicas entre los recién llegados europeos y los nativos africanos eran evidentes. Mientras que unos llevaban la vanguardia del mundo, los otros vivían como nuestros ancestros miles de años atrás. Estas condiciones unidas con el característico racismo de holandeses y anglosajones provocó que el país se dividiese en dos mitades políticas: la parte blanca y la negra. Cada parte tenía su raza, su lengua, su religión, su cultura... y aún así permanecían en el mismo país, por la simple razón, de que los africanos necesitaban el capital de los europeos, y éstos necesitaban la mano de obra africana.

    Y la situación estalló. Los nativos, al estar en mayoría, decidieron reclamar sus derechos, llevando al país a prácticamente una guerra civil, que no se llegó a producir, algo que podréis apreciar en la película Invictus. Ahora nos quieren dar una imagen de unidad, de fraternidad entre blancos y negros, cuando en la realidad las diferencias siguen estando vigentes. Arrinconados, los europeos se han refugiado en la ultraderecha, que afirma su supremacía. Y en esas está el país: pocos blancos, cada vez más radicales, gobernados por una mayoría negra que no les respeta. Y la tensión aumenta. Cada vez hay más asesinatos y robos de blancos a manos de negros, y cada vez más la minoría blanca reclama el poder que tuvo antaño. Y mientras tanto, el país sigue hundiéndose cada vez más en la miseria mientras les gobiernan los africanos. Y éste es mi símil de Sudáfrica:
«Sudáfrica es un barco en el que ha habido un motín a manos de los esclavos, y éstos, sin ningún conocimiento de navegación, han tomado el timón, llevando a pique a la nave, y con ella a toda su tripulación.»

2 COMENTARIOS:

(El blog no se hace responsable de los comentarios reproducidos a continuación).
Soldado Vikingo dijo...

Los descendientes de los holandeses y los británicos jamás se llevaron bien, incluso tuvieron varias guerras entre ellos, lo mismos que la tribu de Mandela con otro grupo de negros.

Zadlander dijo...

Sin embargo, eran como hermanitos comparados con su relación con los africanos.